El calor, enemigo de la tecnologia.

La llegada del verano hace imprescindible el mantenimiento preventivo de las antenas de TV.

Las temperaturas extremas acostumbran a ser un gran enemigo de la tecnología. Y uno de los elementos que más sufre las inclemencias del calor con la llegada del verano son las antenas, tanto las colectivas como las parabólicas.

Aunque sudiseño y los materiales empleados están concebidos para soportar la acción de la intemperie, el viento, el sol y las altas temperaturas pueden acabar por dañar a largo plazo los elementos electrónicos que componen las antenas colectivas. Y lo mismo podríamos decir de las antenas parabólicas, donde una grieta en el cable, una mala conexión o un deterioro causado por el contraste de temperaturas puede traducirse en una pérdida de señal o en una mala calidad de imagen.

Para asegurarnos de que funcionan a pleno rendimiento, lo mejor es recurrir a un plan de mantenimiento preventivo que evalúe su estado, detecte posibles averías y nos permita recibir perfectamente las emisiones de televisión durante todo el verano.

Revisiones periódicas

Tradicionalmente, la antena colectiva es un elemento al que no prestamos demasiada atención a menos que, de un día para otro, dejemos de recibir la señal televisiva en buenas condiciones. Un plan de mantenimiento adecuado puede convertirse en nuestro mejor aliado a la hora de evitar problemas mayores.

La opción que propone Digital Mantenimiento en este tipo de servicios es tan sencilla como eficaz y económica.

Un técnico de la empresa acude una vez al año a la finca y analiza el estado de la instalación para asegurarse de que todo funciona correctamente. En el caso de detectar algún fallo incipiente que pudiera derivar en una avería mayor, el especialista de Digital mantenimiento asesora a la comunidad acerca de la mejor opción para subsanar el problema. Y todo con la experiencia, la solvencia y el precio competitivo que definen a Digital Mantenimiento desde hace más de veinte años.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario