Zonas comunes de las comunidades de vecinos: control, acceso y responsabilidades

En las comunidades de vecinos cohabitan muchas personas que tienen sus propias personalidades, ideas, intereses y particularidades. Así que, para poder mantener una buena y favorable convivencia deben marcarse y respetarse una serie de directrices, algunas de ellas por las propias leyes, normativas o estatutos de la propia comunidad. 

Una de las principales causas que suele ocasionar disputas son las zonas comunes. Así que a continuación, desde Digital Mantenimientos, vamos a resolver todas las dudas al respecto. 

¡Adelante!

Zonas comunes en comunidades de vecinos

La Ley de propiedad horizontal, encargada de delimitar las actuaciones en las Comunidades de vecinos, no habla explícitamente sobre los elementos comunes, aunque sí hace referencia a ellos en su artículo 3, remitiendo a lo establecido en el artículo 394 del Código Civil. En éste, se definen los elementos comunes de una comunidad de vecinos como aquellos necesarios para el uso y disfrute adecuado del edificio por parte de todos los residentes. 

¿Qué zonas existen en una comunidad de vecinos?

Dependiendo de cómo sea la comunidad, así serán los espacios comunes. Éstos son, por ejemplo, el suelo, los muros de carga, los techos, la piscina o jardines si existen, las escaleras, el portal, las terrazas o azoteas comunes, el ascensor, los contadores, los pasillos…

¿Quién tiene acceso?

Según establece también el código civil, todos los partícipes de la comunidad tienen derecho de acceso a las zonas comunes. Pudiendo hacer uso de ellas cuando sea preciso siempre y cuando no suponga un perjuicio o impida que el resto de vecinos pueda utilizarlas del mismo modo.

Además, se especifica que ningún propietario podrá modificar o alterar ninguna zona ni elemento común sin el consentimiento de los demás. 

En caso de incidencia, ¿quién tiene la responsabilidad?

Las zonas comunes, al igual que son para uso y disfrute de todos los vecinos, son responsabilidad de los mismos por igual. Es decir que, en el caso de sufrir algún desperfecto, por ejemplo, será la comunidad, y por tanto todos los propietarios, quienes deberán hacerse responsables y cargo de las reparaciones. 

De ahí la importancia de contar con una buena empresa de mantenimiento y, además, de un completo seguro para la comunidad que proteja ante cualquier incidente. 

Diferencia entre zonas comunes y zonas privativas

Como hemos comentado anteriormente, las zonas comunes son aquellas para uso compartido de todos propietarios mientras que, como también recoge el artículo 396 del Código Civil, las zonas privativas son aquellas que están debidamente delimitadas y son independientes y que, por tanto, pertenecen en exclusividad a cada vivienda. Así pues, son de uso único para el propietario de la misma. 

A diferencia de las zonas comunes, la ley permite que las zonas privativas puedan ser modificadas, siempre y cuando se encuentren dentro de la zona delimitada como su propiedad y, además, no afecten al resto de elementos comunes.

Algunos ejemplos de zonas privativas son, por ejemplo, la propia vivienda, el garaje, el trastero, los tabiques…

Pero, además, también existen zonas comunes que tienen asignado un uso privativo. Como suelen ser las terrazas que hacen de cubierta del edificio por las que debe accederse a través de una propiedad.

En estos casos, aunque el disfrute sea privado para un vecino en concreto, la responsabilidad puede recaer también sobre la comunidad. Dependiendo, claro está, de los motivos que hayan causado los desperfectos: problemas estructurales, mal uso…

Uso de las zonas comunes ¿qué puedo y no puedo hacer?

Por tanto, en las zonas comunes se puede hacer lo siguiente:

  • Disfrutar de ellas
  • Hacer uso
  • Cuidarlas y respetarlas

Y, por el contrario, no se puede:

  • Hacer modificaciones sin la autorización de la comunidad
  • Ocuparlas de ningún modo privativo
  • Entorpecer el disfrute del resto de propietarios

¿Cómo gestionar la seguridad en las zonas comunes?

Una de las grandes preocupaciones y objetivos de cualquier comunidad de vecinos es lograr proteger y gestionar la seguridad de las zonas comunes para evitar posibles hurtos, desperfectos, accesos no permitidos…

Para ello, en Digital Mantenimientos te proponemos dos soluciones infalibles que ayudarán a la comunidad a conseguir una convivencia tranquila y en paz.

Control con cámaras de videovigilancia 

Las cámaras de videovigilancia son elemento perfecto para disuadir a propios y extraños de desarrollar actividades ilícitas, y hasta ilegales, en las zonas comunes.

Previenen posibles hurtos y robos, desperfectos e, incluso en el caso de ocasionarse cualquier incidente, pedir responsabilidades a quienes correspondan y entregar las imágenes, legalmente, a la autoridad competente que las solicite.

Es importante recordar que la instalación y el mantenimiento debe llevarse a cabo, siempre, bajo la supervisión de una empresa debidamente homologada y competente, como Digital Mantenimientos, para garantizar que los elementos instalados son los adecuados y que se cumplen todas las especificaciones legales al respecto.

Control de acceso con cerrajería electrónica

Por otro lado, la cerrajería electrónica es un gran avance para la seguridad de las zonas comunes de las comunidades de vecinos.

Existen diferentes materiales que se pueden instalar y facilitan el control de acceso a todas las zonas delimitadas como comunes. Se pueden utilizar llaves electrónicas, códigos, tarjetas de cercanía… Son casi imposibles de copiar y, además, permiten llevar un control de acceso así como reprogramación y bloqueo de llaves perdidas.

En Digital Mantenimientos te ofrecemos soluciones para controlar las zonas comunes, como la instalación de sistemas de cerrajería electrónica o videovigilancia y cámaras antivandalismo, que te facilitarán la supervisión y el control de acceso a estas áreas. 

También te puede interesar:Normativa de los sistemas de videovigilancia

 

Normativa de los sistemas de videovigilancia

Una comunidad de vecinos está formada por un conjunto de personas que conviven bajo unas mismas reglas y, por tanto, prima el interés colectivo sobre el individual. Este precepto se aplica también en cuanto a la normativa de los sistemas de videovigilancia. La Agencia Española de Protección de Datos proporciona guías y recomendaciones a tener en cuenta y que se deben cumplir antes, durante y después de su instalación.

Requisitos a tener en cuenta antes de instalar una cámara de videovigilancia

 

Antes de llevar a cabo la instalación de cualquier tipo de cámara de videovigilancia en una comunidad de vecinos, se deben tener en cuenta las siguientes normativas y los requisitos que se describen en ellas:

Ley de Protección de datos y derecho a la intimidad

 

Actualmente, en Europa, se aplica el Reglamento General de Protección de Datos (RGPG). A nivel nacional se aplica la Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de derechos digitales (LOPDGDD), que establece los requisitos que debe cumplir una comunidad de vecinos para llevar a cabo la instalación de sistemas de videovigilancia preservando, en todo momento, el derecho a la intimidad de las personas. En ésta última, como hemos comentado anteriormente, debe ser complementada con las instrucciones, guías y recomendaciones que la Agencia Española de Protección de Datos proporciona para tal fin.

Los principales requisitos para cumplir con la normativa y el correcto funcionamiento de los sistemas de videovigilancia son:

  • El uso de las cámaras instaladas debe ser legítimo y de acuerdo al fin destinado.
  • Los sistemas de videovigilancia deben colocarse en zonas comunes evitando la vía pública, el interior de los inmuebles o los terrenos colindantes a la comunidad.
  • Es de cumplimiento obligatorio que se instalen carteles de aviso, fácilmente visibles, en los que aparezca toda la información respecto a la presencia de cámaras, el tratamiento de las imágenes obtenidas, datos de contacto del responsable del tratamiento…
  • Las imágenes solo pueden ser visionadas por las personas designadas por la comunidad de vecinos y nunca, bajo ningún concepto, estarán a disposición de todos los vecinos. 
  • Se debe cumplir con los plazos marcados por la ley para la conservación de las imágenes obtenidas.

 

Acuerdo de la Junta de Propietarios

 

La instalación de cualquier sistema de videovigilancia debe respetar y garantizar los derechos de todas aquellas personas que sean grabadas y que aparezcan en las imágenes. Por tanto, la comunidad debe acudir al artículo 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal, en la que se establece que la Junta de Propietarios debe llegar a un acuerdo, y firmarlo, para poder hacer la instalación.

En este artículo se requiere que, para su aprobación, debe constar el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios pero que, a su vez, éstos representen las tres quintas partes de las cuotas de participación. 

Realizar correctamente la instalación de los sistemas de videovigilancia

 

Cada vez son más las comunidades de vecinos que quieren llevar a cabo la instalación de un sistema de vigilancia en su comunidad. La tranquilidad de estar más protegidos y evitar los posibles sucesos que pueden ocurrir sin vigilancia es un plus para poder vivir en paz.

Precisamente por ello, es importante que quienes realicen las instalaciones lo hagan como es debido, con profesionales cualificados y equipos preparados, como los que proporcionamos en Digital Mantenimientos, para que la finalidad por la que se ha decidido la instalación sea la más acertada, correcta y fructífera. 

Montaje de la instalación y cableado

 

Cualquier persona puede montar un sistema de videovigilancia, pero hay que tener en cuenta todas las directrices legales, cumplir con todas las ordenanzas y garantizar que tanto el montaje como el cableado utilizado sea el adecuado, seguro para todos, y que no sea propicio a deteriorarse con facilidad o a fallar en los momentos cruciales. En Digital Mantenimientos conocemos todos estos aspectos y realizamos la instalación y el mantenimiento de forma óptima.

El disco duro, con llave y oculto

 

La conservación de las imágenes obtenidas están, como hemos dicho, regidas por ley y deben cumplir con una serie de normativas imprescindibles para que la comunidad de vecinos no se vea involucrada en problemas legales posteriores. En Digital Mantenimientos somos muy cuidadosos con el disco duro en el que se almacenan, respetando las normativas, protegiendo el acceso, y garantizando que no pueda ser manipulado por personas no autorizadas.

Imágenes: cómo se guardan y quién tiene acceso a ellas

 

Siguiendo con las leyes actuales, hay que tener en cuenta:

 1. ¿Cómo funciona el circuito de grabación y custodia de imágenes?

El disco duro y sistema de grabación debe ubicarse en un lugar vigilado, oculto y de acceso restringido. Y solo las personas autorizadas por la Junta de Propietarios podrán tener acceso a ellas. 

2. ¿Cuánto duran las imágenes guardadas?

Las imágenes obtenidas sólo podrán conservarse durante un tiempo máximo de un mes desde el momento en el que han sido grabadas. Pasado ese plazo de tiempo, deberán ser eliminadas. 

3. ¿Puede cualquier propietario de la comunidad acceder a las grabaciones?

El sistema de grabación se ubicará en un lugar vigilado o de acceso restringido. A las imágenes grabadas accederá solo el personal autorizado, que deberá introducir un código de usuario y una contraseña. Una vez instalado el sistema, se recomienda el cambio regular de la contraseña, evitando las fácilmente deducibles.

4. ¿Sirven de prueba en procesos judiciales?

Las imágenes que se utilicen en procesos judiciales deberán ser entregadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad o los Tribunales que las requieran adjuntándolas en la denuncia y bajo petición de los mismos. 

Fines de la instalación de sistemas de videovigilancia

 

Instalar un sistema de videovigilancia en una comunidad de vecinos proporciona grandes beneficios. Entre ellos, evitar hurtos, robos, desperfectos en las zonas comunes, que se lleven a cabo actividades ilegales en las instalaciones, mejorar la convivencia entre los vecinos, evitar ocupaciones ilegales, disuadir de posibles actos delictivos…

Es el momento de aumentar la seguridad en tu comunidad de vecinos y apostar por una convivencia tranquila y en paz.

Es importante entender la normativa y el funcionamiento de la videovigilancia. En Digital Mantenimientos analizaremos cuáles son las necesidades reales en cada caso y os ofreceremos los mejores servicios para que consigáis cumplir con vuestros objetivos de una manera legal, segura y fiable. 

También te puede interesar: Fallos en los sistemas de videovigilancia: causas y consecuencias

Fallos en los sistemas de videovigilancia: causas y consecuencias

Muchas comunidades de vecinos están optando por instalar, en sus zonas comunes, sistemas de videovigilancia que les permitan mejorar la seguridad y garantizar el buen uso de sus instalaciones

Sin duda, ésta es la mejor opción que la comunidad de vecinos puede llevar a cabo puesto que, al contar con ella, muchos de los problemas, conflictos o incidencias que suelen sucederse, quedan resueltos con la prevención y la grabación de las imágenes. 

Pero no cualquier tipo de sistema de videovigilancia sirve, pues es necesario que se cumplan con unas normas reguladas por la ley y que, además, la gestión y mantenimiento de los elementos instalados estén correctamente tratados por empresas homologadas. 

En este post vamos a explicar cuáles son las causas y consecuencias de los fallos en un sistema de videovigilancia mal gestionado y cómo pueden repercutir en las comunidades de vecinos. 

Problemas que podemos solucionar con la instalación de cámaras de seguridad

 

Con la instalación de un buen sistema de videovigilancia son muchos los problemas o incidencias que se pueden prevenir y evitar. Entre ellos, por ejemplo, los actos vandálicos, los robos y hurtos en la comunidad, e incluso en las propias viviendas y el uso indebido o incorrecto de las instalaciones o zonas comunes.

Además, también son un gran mecanismo disuasorio para evitar que se lleven a cabo todo tipo de actividades prohibidas o ilegales dentro de la comunidad. 

Por otra parte, en Digital Mantenimientos trabajamos también con las cámaras antivandalismo, un sistema complementario a las cámaras de seguridad que nos permite detectar las incidencias de manera remota. De esta forma, garantizamos la máxima tranquilidad a las comunidades de vecinos, ya que con nuestro C.R.I (Control Remoto de Incidencias) podemos asegurar un servicio de seguimiento activo de las cámaras de videovigilancia los 365 días del año de forma ininterrumpida

Sigue leyendo: cámaras de videovigilancia antivandalismo: las cámaras sin incidencias

 ¿Por qué pueden fallar las cámaras de videovigilancia?

 

Como hemos comentado anteriormente, algunas Comunidades de Vecinos están optando por instalar, ellos mismos, sus propios sistemas de videovigilancia. Esto es, sin duda, un gran error, puesto que puede acarrearles serios problemas legales. Pero, además, también están elevando los riesgos de sufrir averías que, finalmente, concurrirán en fallos que podrían haberse evitado.

Los principales fallos pueden venir derivados del uso para la instalación de material doméstico, no aptos para el fin que se les va a dar. O que sean los propios vecinos, y no una empresa homologada, quienes lleven a cabo las instalaciones. 

Otro problema que también puede ocurrir es que, aún habiendo recurrido a una empresa homologada, la comunidad no notifique la avería en alguno de los mecanismos. Problema que sin duda se soluciona llevando a cabo los mantenimientos adecuados y recomendados por la empresa homologada y la atención de los vecinos y el Presidente de la Comunidad.

Consecuencias de los fallos en las cámaras de videovigilancia

 

La consecuencias de los fallos que hemos comentado anteriormente, pueden causar graves repercusiones en la comunidad de vecinos. 

A continuación, desde Digital Mantenimientos vamos a explicar los principales, para que tu comunidad pueda estar bien informada de todo lo que puede acarrear no contar con un buen servicio.

 

  • Invalidación de imágenes

Cuando una Comunidad de vecinos quiere llevar a cabo la instalación de sistemas de videovigilancia, es necesario que conozca, previamente, cuáles son los aspectos del derecho administrativo que regulan esta posibilidad.

En primer lugar, es fundamental saber que todo sistema de videovigilancia debe respetar los derechos fundamentales de protección de datos y el derecho a la propia imagen. Para ello, la Agencia de Protección de Datos creó la instrucción 1/2006, que aplica en el tratamiento de personas físicas o identificables en grabación, captación, transmisión, conservación y almacenamiento de las imágenes.  

Si no se cumplen con las indicaciones legales, las imágenes pueden ser invalidadas, así como si, por ejemplo, si no se han colocado los carteles de tipo informativo, o no se cuenta con la aprobación del mínimo exigido del 60% que estén de acuerdo con la instalación, como se establece en el artículo 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal. 

Otro aspecto fundamental es que los sistemas de videovigilancia no podrán, bajo ningún concepto, tomar imágenes de la vía pública

 

  • Robo o sabotaje de las grabaciones 

El protocolo establecido por la Ley de Seguridad Privada y la Ley Orgánica de Protección de Datos contempla también la posibilidad de que las imágenes puedan ser robadas o saboteadas. Por ello, determina que el sistema de grabación debe permanecer en un lugar seguro y protegido, no transmitirse vía internet y contar con una contraseña personal e intransferible que sólo puede conocer la persona autorizada a tal efecto.

Además, las imágenes sólo podrán conservarse por un plazo máximo de 30 días.

 

  • Imágenes no disponibles

No contar con el soporte de una empresa homologada para la instalación y el mantenimiento de los sistemas de videovigilancia puede ocasionar, también, que cuando sea necesario recurrir a las imágenes éstas no estén disponibles. Y que, por tanto, no haya servido de nada contar con ellas.

 

  • Pérdida de la custodia de las imágenes 

Lo mismo que en el punto anterior sucede con la pérdida de la custodia de las imágenes, puesto que una empresa homologada, como Digital Mantenimiento, puede gestionar debidamente y custodiarlas para evitar futuros problemas, fallos o inconvenientes. 

También te puede interesar: Cámaras de videovigilancia antivandalismo: las cámaras sin incidencias

Soluciones para evitar fallos en la instalación de sistemas de videovigilancia 

 

Con todo lo anteriormente explicado, sin lugar a dudas la mejor solución para evitar cualquier fallo en la instalación y posterior seguimiento de los sistemas de videovigilancia es contar con el soporte de una empresa debidamente homologada que lleve a cabo las instalaciones con equipos profesionales, técnicos especialistas y cumpliendo todas las normativas vigentes.

Además, el mantenimiento de los aparatos y sistemas instalados es clave, puesto que permiten que el uso sea el correcto y las imágenes captadas puedan utilizarse, conservarse y tratarse adecuadamente en caso de ser necesarias. 

Con la ayuda y el soporte de Digital Mantenimiento, todo el trámite de instalación y mantenimiento de los sistemas de videovigilancia es mucho más sencillo para las comunidades de vecinos que trabajan con nosotros. 

Nuestros asesores analizan cuáles son las necesidades específicas de cada comunidad y realizan los presupuestos en base a ellas. Además, nuestros sistemas son escalables, pudiendo mejorar y adaptar los aparatos en base a las nuevas necesidades que puedan ir surgiendo con el tiempo y adaptándolos a las nuevas tecnologías.

Bticino Classe 300EOS

Bticino Classe 300EOS, la revolución de los videoporteros

La seguridad en el hogar es un elemento fundamental e imprescindible para cualquier persona. Todos queremos sentirnos a salvo cuando estamos en casa y, si no estamos en el interior, necesitamos saber que ante cualquier irrupción no autorizada podremos controlar qué es lo que sucede y seguir estando protegidos.

El nuevo Bticino Classe 300EOS es la mejor solución a la seguridad del hogar, pero además incorpora múltiples ventajas y beneficios que nos permiten disfrutar de funciones Smart Home y control remoto. 

Porque el futuro de las casas inteligentes, es ya nuestro presente. Y con este nuevo dispositivo, además, nuestra seguridad y tranquilidad aumenta exponencialmente. 

La revolución en videoporteros está a nuestro alcance con el Bticino Classe 300EOS. 

Es imprescindible para cualquier comunidad de vecinos que quiera evitar al máximo actos vandálicos y potenciar la comodidad de todos los propietarios. Pero, además, la solución perfecta para las viviendas que deseen dar un paso más en seguridad y comodidad. 

¡Adelante! Sigue leyendo y descúbrelo.

BTicino Classe 300EOS, el videoportero para hogares inteligentes.

El Classe 300EOS es mucho más que un videoportero normal. Porque, además, ofrece interconexión con otros sistemas de seguridad de la casa, como el Home + Security, pudiéndose gestionar desde la propia aplicación del móvil todo junto y aunando esfuerzos, aplicaciones y recursos.

Es la solución ideal para todas las casas inteligentes, puesto que permite agrupar todos los dispositivos inteligentes del hogar como luces, enchufes, persianas y, por supuesto, cámaras de vigilancia. E incluso permite responder a las llamadas del intercomunicador cuando se está fuera del hogar. Y, todo ello, pudiéndose controlar y gestionar a través de los comandos de voz integrados en la APP. 

Cómo videoportero en comunidades es una gran revolución, gracias a su practicidad y facilidad de uso. En pocos pasos se pueden definir las características del edificio y sus particularidades y escoger, entre todas las opciones, las funciones que cubran con todas las necesidades del complejo. 

Además, cabe destacar que se pueden programar el envío de notificaciones y recibir alertas de detección de movimiento y personas tanto en el exterior como en el interior.

 

Características del nuevo BTicino: más conectado que nunca. 

El nuevo Bticino Classe 300EOS ha llegado para revolucionar hogares y comunidades de vecinos. Ofrece seguridad, vigilancia, control remoto, videoportero con contestador automático, reconocimiento facial, función de bloqueo de puerta segura, gestión de notificaciones…

Es pequeño y con una estética delicada y moderna que se integra a la perfección con el estilo de cualquier espacio en el que se instale. Y ello es posible gracias a la pantalla LCD táctil vertical de 5” a color.  

Es discreto y capaz de mimetizarse en cualquier lugar, a la vez que resulta bonito y muy estético. Cabe destacar, también, que su facilidad de ejecución es muy sencilla, pareciéndose al uso de un Smartphone.

Entre sus características resalta, también, que ofrece conexión de video por manos libres a través del Wi-Fi y asistente de voz integrado con Alexa, de Amazon. 

Desde el que se podrán gestionar todas las opciones que el propio asistente de voz permite.

 

¿Cómo funciona? El videoportero más intuitivo del mercado.

La instalación del Bticino Classe 300EOS es fácil y rápida. Incorporando en el kit todos los elementos, pasos, indicaciones y dibujos necesarios para que el proceso sea sencillo y para nada tedioso. 

Está disponible en un cómodo y práctico kit que proporciona todos los elementos para su sencilla instalación y activación. Pudiéndose instalar en la pared a través de un soporte incluido en el pack y permitiendo llevar a cabo todas las actualizaciones del sistema que se vayan sucediendo.

Una vez se haya procedido a su instalación, se deberán configurar las especificaciones necesarias del lugar en el que va a ser instalado. Ya sea en una comunidad de vecinos, seleccionando todos los elementos y características de éste, o en el propio hogar, siguiendo los mismos pasos pero incluyendo todos los elementos inteligentes que estén integrados en la vivienda. 

El nuevo Bticino Classe 300EOS es, sin duda, la revolución de los videoporteros. En el que, como te hemos explicado en este post, se incorporan características y funcionalidades imprescindibles para tu comunidad de vecinos y tu propio hogar. ¡No te lo pienses más y hazte con él!

I+D

Digital y La Salle Campus Barcelona firman un acuerdo en I+D para el desarrollo de servicios de seguridad en comunidades de vecinos

Digital y La Salle Campus Barcelona, miembro fundador de la Universidad Ramon Llull, han firmado un acuerdo de colaboración de I+D para el desarrollo de nuevos productos y servicios, entre los que se incluye un posible proyecto en seguridad para comunidades de vecinos. Esta alianza representa un paso ambicioso para Digital y seguirá contribuyendo y fomentando el objetivo principal de la compañía, brindar un servicio de excelencia en el campo de las telecomunicaciones a las comunidades de vecinos. Un servicio que ofrezca seguridad, calidad, tranquilidad e innovación a todas las comunidades y a sus administradores.

La Salle Campus Barcelona, líder en innovación

La Salle-URL es una universidad pionera en el uso de la tecnología y la innovación (I+D), con un marcado carácter emprendedor y una apuesta decidida por la investigación aplicada para el beneficio de la sociedad. Actualmente cuenta con seis grupos de investigación multidisciplinares que desarrollan su actividad en más de una veintena de líneas de investigación.

I+D

Primer acuerdo de colaboración en I+D para comunidades

Esta alianza estratégica tiene como objetivo inicial estudiar la viabilidad del desarrollo del sistema de mantenimiento de las cámaras de videovigilancia de las comunidades. En concreto, el desarrollo y mejora del actual sistema de Control Remoto de Incidencias (CRI) en cámaras de videovigilancia.

El CRI

El CRI es un innovador y eficaz servicio de control de incidencias mediante avisos que permite controlar las cámaras de videovigilancia de forma totalmente remota detectando averías a tiempo real, siendo un eficiente sistema contra las manipulaciones y actos vandálicos. A corto plazo se dará respuesta a las necesidades y mejoras del actual CRI en cámaras de videovigilancia, con el objetivo de brindar uno de los productos más competitivos actualmente en el mercado y de la mano de grandes marcas como Tegui, Legrand, Televés o Bosch, entre otras. Además de implementar el CRI en otros productos, el acuerdo de colaboración servirá para que Digital y La Salle-Campus, trabajen de la mano en la implementación de otras necesidades, como podría ser la detección de fallos en las instalaciones eléctricas, domótica y control de consumos comunitarios, entre otros.

El Internet de las Cosas (IoT) en comunidades de vecinos, una realidad

Es un hecho que las nuevas tecnologías van a estar presentes en todos los aspectos de nuestras vidas. El llamado “Internet de las cosas” o IoT se abre camino para facilitarnos nuestro día a día y ha llegado también a las comunidades de vecinos. En Digital tenemos claro que no podemos obviar el factor digital por ello, queremos acercar el IoT a las comunidades de vecinos  para mejorar su bienestar, el ahorro energético, la seguridad y la comunicación de sus ocupantes.

 

Cámaras de videovigilancia antivandalismo: las cámaras sin incidencias

En Digital Mantenimientos seguimos con el afán de garantizar la máxima tranquilidad a las comunidades de vecinos. Con nuestro C.R.I (Control Remoto de Incidencias) podemos asegurar un servicio de seguimiento activo de las cámaras de videovigilancia los 365 días del año de forma ininterrumpida. 

Sistemas de videovigilancia desarrollados a medida 

En algo tan importante como la seguridad en comunidades de vecinos no todo vale, se deben conocer muy bien las necesidades de cada comunidad y garantizar un servicio eficaz que garantice el bienestar y tranquilidad de todos los vecinos. No todos los sistemas de videovigilancia son iguales así como, tampoco es lo mismo la instalación y mantenimiento de cámaras de seguridad en una comunidad de vecinos que en una empresa o comercio. En Digital Mantenimientos somos expertos en comunidades de vecinos y realizamos instalaciones adaptadas a las necesidades de cada comunidad. 

La presencia de cámaras tiene un alto poder disuasivo e intimidatorio

Instalar cámaras de videovigilancia en comunidades es una solución de seguridad que resulta eficaz desde el primer día. Además de funcionar como elementos disuasorios o de prevención, son de gran ayuda en la investigación de actos delictivos o vandálicos, mejoran el mantenimiento de las zonas comunes y favorecen a la reducción de los problemas de convivencia entre vecinos. 

El aumento año tras año de la delincuencia así como la creciente preocupación de las Comunidades de Vecinos por los actos vandálicos producidos en sus zonas comunes hace que los vecinos apuesten, cada vez más, por sistemas de cámaras de videovigilancia en las comunidades. La presencia de cámaras de seguridad en comunidades de vecinos, tiene un alto poder disuasivo e intimidatorio. No obstante, es bastante común encontrar comunidades de vecinos en las que la instalación de cámaras de videovigilancia ha dado problemas: han habido averías sin que nadie se diera cuenta, cuando se han necesitado las imágenes debido a un acto de vandalismo no estaban disponibles, etc.. Para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los vecinos de la comunidad, es imprescindible tanto una instalación de calidad como la realización de mantenimientos de las cámaras de videovigilancia.

Mantenimiento Predictivo

Un buen Plan de Mantenimiento no solo consiste en acudir a reparaciones cuando la instalación falla, también se tiene que basar en la realización de labores preventivas para evitar incidencias o futuras averías y garantizar un perfecto estado de las instalaciones. Todos nuestros planes de mantenimiento cuentan con 1 revisión anual donde hacemos un diagnóstico de toda la instalación. Sin embargo, a veces ocurren averías que pasan desapercibidas y los equipos dejan de funcionar sin que nadie pueda darse cuenta. Por ello, hemos desarrollado un sistema de avisos que garantiza que las cámaras videovigilancia de tu comunidad de propietarios están activas y siguen grabando ininterrumpidamente.

El mejor aliado para tu comunidad

El CRI es un innovador y eficaz servicio de videovigilancia para las Comunidades de vecinos, basado en un sistema de seguridad remoto que complementa a las cámaras de seguridad. De forma totalmente remota, se controlan todos las cámaras de la comunidad de vecinos y se detectan averías en las cámaras de seguridad a tiempo real. No se necesita recibir una llamada alertando de un problema o avería en las cámaras, se detecta de forma remota, lo que permite valorar la importancia del incidente y acudir rápidamente para solucionarlo.

Mediante un Router conectado al sistema de grabación de tu comunidad se genera un sistema de avisos automáticos a la central de Digital Mantenimientos en caso de caídas del suministro, robos de cámaras y/o fallos eléctricos. Nos permite detectar el mínimo fallo de forma totalmente remota y estar conectados a tus cámaras de videovigilancia las 24 horas.

cámaras de videovigilancia

Un caso práctico que te ayudará a comprender la importancia del C.R.I

La comunidad de María y Juan ha sufrido un robo y la policía necesita las imágenes. El perjudicado solicita al administrador del edificio que la empresa encargada vaya a hacer la extracción de imágenes. Hasta aquí todo parece en orden. Sin embargo… cuando nos acercamos a las instalaciones nos encontramos que el grabador dejó de funcionar hace 2 meses y, por consiguiente, las imágenes no están. Como sabes, todos nuestros planes de mantenimientos cuentan con 1 revisión anual y en esta comunidad, hacía 5 meses que habíamos realizado la revisión. El informe de revisión diagnosticó que todo estaba funcionando correctamente, pero un fallo de suministro eléctrico posterior afectó a la instalación y dejó de estar activa. ¿De quién es culpa? De nadie, pero el resultado es que la instalación no ha registrado las imágenes.

 

La seguridad en comunidades incrementa con los vídeoporteros

La seguridad en comunidades de vecinos es esencial para la tranquilidad de sus habitantes. El videoportero es algo más que un sistema para saber quién llama a nuestra puerta. El videoportero es, sobre todo, un elemento de seguridad para evitar dar acceso a personas ajenas en los edificios comunitarios.

Las zonas de entrada y salida del edificio​; clave en la seguridad en comunidades

¿Cuántas veces hemos dado acceso a un desconocido alegando que era un comercial, cartero o simplemente un conocido de la comunidad? Nos sorprendería saber que la mayoría de los hurtos en comunidades se producen por confiar en estos casos. Recomendamos que nunca demos acceso sin conocer a la persona en concreto. Con la instalación de un videoportero podremos evitar que esto suceda. Para eso, el vídeoportero es clave en la seguridad en comunidades.

Versátil a las necesidades de cada comunidad y vecino​

La línea de Videoporteros Tegui es adaptable a las facilidades que precise cada comunidad de vecinos. La placa de Videoportero que se coloca en las entradas del edificio se puede completar escogiendo entre las distintas opciones que le ofrecemos en Digital Mantenimientos. Además, no es necesario que todos los vecinos se pongan de acuerdo, puesto que cada vecino puede elegir si quiere portero convencional o un monitor con pantalla en su casa.   

Serie 8 de Tegui

Complementario al CCTV​

 Además del control que aporta el Videoportero, instalamos cámaras de seguridad que graban 24h los movimientos en puertas, ascensores, garajes, escaleras, patios y jardines para garantizar que todos los puntos de acceso quedan cubiertos por el sistema de vigilancia.

Control de acceso con Smartphone​

La seguridad en comunidades de vecinos también tiene mucho que ver con saber quién está autorizado a entrar en todo momento. Los nuevos sistemas de control de acceso permiten abrir y cerrar puertas a través de Smartphone o con llaves electrónica. Su control remoto se presenta como la solución ideal para el problema de la pérdida de llaves en comunidades puesto que permite activar y desactivar de inmediado. También se puede limitar las horas de acceso a los servicios de mantenimiento y limpieza, evitando la entrada fuera de sus horarios. Su instalación es sencilla y el 95% de las entradas a las comunidades de propietarios son compatibles. 

Nearkey, control de acceso para comunidades de vecinos
El sistema Nearkey es un control de acceso para comunidades de vecinos que permite acceder a abrir y bloquar puertas comunitarias a través de smartphone.

Preguntas y respuestas de Cámaras de videovigilancia en Comunidades de Vecinos

¿La instalación de cámaras es de circuito cerrado? 

Sí, nuestro sistema de cámaras es un circuito cerrado de televisión. Se compone de cámaras, grabador con disco duro y un cableado que los une. La instalación de un monitor para visualizar las imágenes es opcional. 

¿Cuánto tiempo retendría las grabaciones? 

Al tener instalado el disco duro, están garantizados los últimos 30 días de grabación. 

¿Tenemos acceso visualizar las imágenes? ¿Cuándo? 

El acceso a las imágenes es desde el grabador, pudiendo ser online con conexión wifi. Para acceder, se puede conectando un monitor o un pc y siempre mediante una contraseña. 

Para ello la comunidad deberá nombrar una persona responsable o contratar un servicio de mantenimiento con una empresa homologada. 

¿Tenemos acceso a la grabación de las imágenes? ¿De qué modo? 

La persona responsable o la empresa de mantenimiento son los encargados de acceder a las imágenes y extraer las grabaciones siempre cumpliendo lo que dicta la ley de protección de datos. 

¿Cuánto cuesta instalar cámaras en mi comunidad? 

El precio vendrá determinado por el número de cámaras y las necesidades del cliente. En Digital, podemos hacer la instalación de 1 cámara desde 199.-€. Consulta tu presupuesto online personalizado aquí.    

¿Cuál es el plazo de instalación y puesta en marcha? 

Una instalación de cámaras para el edificio como la que nos solicita, en un plazo de 48 horas se puede instalar sin ningún problema. 

¿Cuánto cuesta el mantenimiento anual de las cámaras? 

Para las instalaciones de cámaras disponemos de un mantenimiento especifico que se adapta a las necesidades de nuestros clientes, su precio es desde 195.-€ IVA no incluido, también disponemos de más mantenimientos que según su tipología cubren todas las telecomunicaciones del edificio. Consulta aquí los planes de mantenimiento.  

¿Tenemos algún tipo de permanencia por un periodo obligatorio establecido? 

Nuestros contratos de mantenimiento son por el periodo de un año natural desde la firma, no requieren de permanencia. 

Para más información, puedes llamarnos al 902 41 84 84, escribirnos en nuestro email info@digitalmantenimientos o a través de nuestro formulario de contacto.

También puedes consultar la Guía sobre el uso de videocámaras para seguridad y otras finalidades de la Agencia Española de Protección de Datos.