Máximas prestaciones con una mínima inversión

Los sistemas de vídeo-vigilancia llevan años empleándose como medida de seguridad y protección, tanto a nivel doméstico como empresarial. Los avances tecnológicos experimentados en los últimos tiempos han permitido el nacimiento de sistemas como la observación multifuncional por televisión (OMTV), que ofrece al usuario grandes ventajas a un precio muy competitivo.

Desarrollado por Digital I.E., el sistema OMTV se basa en la instalación de varias cámaras de circuito cerrado para controlar qué está ocurriendo en los distintos rincones de la casa o la comunidad de propietarios. La principal diferencia de este método respecto a otro tipo de instalaciones es que el usuario visiona la señal que recibe de las cámaras directamente en su aparato de televisión, de modo que la inversión necesaria para incrementar su seguridad es mucho menor.

Un sistema flexible

El sistema de observación multifuncional se caracteriza por su flexibilidad, puesto que acepta la instalación de una o de varias cámaras al mismo tiempo, tantas como el usuario -asesorado por un profesional- desee conectar. Aparcamiento, piscina, zonas comunes… Incluso el vídeo-portero -si se trata de un modelo compatible- puede integrarse dentro de OMTV, de modo que el usuario puede tener las máximas garantías de seguridad recurriendo únicamente a su televisor.

Menor inversión, total garantía

Con las nuevas posibilidades que ofrece el sistema OMTV, vivir en una comunidad de vecinos mucho más segura no necesita una gran inversión. Un asesor especializado de Digital I.E. le asesorará acerca de sus necesidades, le confeccionará una oferta a medida y le ofrecerá un servicio técnico con el aval de una empresa con más de 20 años de experiencia.

Los vídeo-porteros se abren camino

El boom tecnológicos de los últimos años ha conseguido que cada vez sea mayor el número de edificios de todo tipo que opta por el vídeo-portero como principal elemento de control de accesos y seguridad.

El descenso de los precios de los equipos, el incremento de sus prestaciones y una instalación que es cada vez más limpia y sencilla son las claves que explican un éxito que, poco a poco, va relegando al portero electrónico tradicional a un segundo plano, especialmente en los edificios de nueva construcción.

Tecnología digital

Básicamente, un video-portero es un sistema de comunicación y seguridad que mediante la combinación de audio y vídeo permite controlar el acceso a cualquier tipo de edificio, desde casas unifamiliares o urbanizaciones a bloques de viviendas, por citar sólo algunos ejemplos.

Además de los modelos tradicionales, existen también los nuevos equipos digitales, que ofrecen no sólo una mayor calidad de imagen y sonido, sino que garantizan la nula pérdida de señal incluso en el caso de edificios con un gran número de terminales o incorporan sistemas como el autoencendido para la vigilancia de la calle, incrementando así la seguridad.

Marcas de prestigio

Para lograr las máximas prestaciones de este tipo de equipos (monitores extraplanos, secreto en la comunicación, etc.) con todas las garantías, lo mejor es optar por una marca puntera y por una empresa instaladora que aúne experiencia y profesionalidad, como Digital I.E., que ha optado por los vídeo-porteros Tegui, cuya gama modular permite solventar la problemática de todo tipo de edificios.