Entradas

Fallos en los sistemas de videovigilancia: causas y consecuencias

Muchas comunidades de vecinos están optando por instalar, en sus zonas comunes, sistemas de videovigilancia que les permitan mejorar la seguridad y garantizar el buen uso de sus instalaciones

Sin duda, ésta es la mejor opción que la comunidad de vecinos puede llevar a cabo puesto que, al contar con ella, muchos de los problemas, conflictos o incidencias que suelen sucederse, quedan resueltos con la prevención y la grabación de las imágenes. 

Pero no cualquier tipo de sistema de videovigilancia sirve, pues es necesario que se cumplan con unas normas reguladas por la ley y que, además, la gestión y mantenimiento de los elementos instalados estén correctamente tratados por empresas homologadas. 

En este post vamos a explicar cuáles son las causas y consecuencias de los fallos en un sistema de videovigilancia mal gestionado y cómo pueden repercutir en las comunidades de vecinos. 

Problemas que podemos solucionar con la instalación de cámaras de seguridad

 

Con la instalación de un buen sistema de videovigilancia son muchos los problemas o incidencias que se pueden prevenir y evitar. Entre ellos, por ejemplo, los actos vandálicos, los robos y hurtos en la comunidad, e incluso en las propias viviendas y el uso indebido o incorrecto de las instalaciones o zonas comunes.

Además, también son un gran mecanismo disuasorio para evitar que se lleven a cabo todo tipo de actividades prohibidas o ilegales dentro de la comunidad. 

Por otra parte, en Digital Mantenimientos trabajamos también con las cámaras antivandalismo, un sistema complementario a las cámaras de seguridad que nos permite detectar las incidencias de manera remota. De esta forma, garantizamos la máxima tranquilidad a las comunidades de vecinos, ya que con nuestro C.R.I (Control Remoto de Incidencias) podemos asegurar un servicio de seguimiento activo de las cámaras de videovigilancia los 365 días del año de forma ininterrumpida

Sigue leyendo: cámaras de videovigilancia antivandalismo: las cámaras sin incidencias

 ¿Por qué pueden fallar las cámaras de videovigilancia?

 

Como hemos comentado anteriormente, algunas Comunidades de Vecinos están optando por instalar, ellos mismos, sus propios sistemas de videovigilancia. Esto es, sin duda, un gran error, puesto que puede acarrearles serios problemas legales. Pero, además, también están elevando los riesgos de sufrir averías que, finalmente, concurrirán en fallos que podrían haberse evitado.

Los principales fallos pueden venir derivados del uso para la instalación de material doméstico, no aptos para el fin que se les va a dar. O que sean los propios vecinos, y no una empresa homologada, quienes lleven a cabo las instalaciones. 

Otro problema que también puede ocurrir es que, aún habiendo recurrido a una empresa homologada, la comunidad no notifique la avería en alguno de los mecanismos. Problema que sin duda se soluciona llevando a cabo los mantenimientos adecuados y recomendados por la empresa homologada y la atención de los vecinos y el Presidente de la Comunidad.

Consecuencias de los fallos en las cámaras de videovigilancia

 

La consecuencias de los fallos que hemos comentado anteriormente, pueden causar graves repercusiones en la comunidad de vecinos. 

A continuación, desde Digital Mantenimientos vamos a explicar los principales, para que tu comunidad pueda estar bien informada de todo lo que puede acarrear no contar con un buen servicio.

 

  • Invalidación de imágenes

Cuando una Comunidad de vecinos quiere llevar a cabo la instalación de sistemas de videovigilancia, es necesario que conozca, previamente, cuáles son los aspectos del derecho administrativo que regulan esta posibilidad.

En primer lugar, es fundamental saber que todo sistema de videovigilancia debe respetar los derechos fundamentales de protección de datos y el derecho a la propia imagen. Para ello, la Agencia de Protección de Datos creó la instrucción 1/2006, que aplica en el tratamiento de personas físicas o identificables en grabación, captación, transmisión, conservación y almacenamiento de las imágenes.  

Si no se cumplen con las indicaciones legales, las imágenes pueden ser invalidadas, así como si, por ejemplo, si no se han colocado los carteles de tipo informativo, o no se cuenta con la aprobación del mínimo exigido del 60% que estén de acuerdo con la instalación, como se establece en el artículo 17.3 de la Ley de Propiedad Horizontal. 

Otro aspecto fundamental es que los sistemas de videovigilancia no podrán, bajo ningún concepto, tomar imágenes de la vía pública

 

  • Robo o sabotaje de las grabaciones 

El protocolo establecido por la Ley de Seguridad Privada y la Ley Orgánica de Protección de Datos contempla también la posibilidad de que las imágenes puedan ser robadas o saboteadas. Por ello, determina que el sistema de grabación debe permanecer en un lugar seguro y protegido, no transmitirse vía internet y contar con una contraseña personal e intransferible que sólo puede conocer la persona autorizada a tal efecto.

Además, las imágenes sólo podrán conservarse por un plazo máximo de 30 días.

 

  • Imágenes no disponibles

No contar con el soporte de una empresa homologada para la instalación y el mantenimiento de los sistemas de videovigilancia puede ocasionar, también, que cuando sea necesario recurrir a las imágenes éstas no estén disponibles. Y que, por tanto, no haya servido de nada contar con ellas.

 

  • Pérdida de la custodia de las imágenes 

Lo mismo que en el punto anterior sucede con la pérdida de la custodia de las imágenes, puesto que una empresa homologada, como Digital Mantenimiento, puede gestionar debidamente y custodiarlas para evitar futuros problemas, fallos o inconvenientes. 

También te puede interesar: Cámaras de videovigilancia antivandalismo: las cámaras sin incidencias

Soluciones para evitar fallos en la instalación de sistemas de videovigilancia 

 

Con todo lo anteriormente explicado, sin lugar a dudas la mejor solución para evitar cualquier fallo en la instalación y posterior seguimiento de los sistemas de videovigilancia es contar con el soporte de una empresa debidamente homologada que lleve a cabo las instalaciones con equipos profesionales, técnicos especialistas y cumpliendo todas las normativas vigentes.

Además, el mantenimiento de los aparatos y sistemas instalados es clave, puesto que permiten que el uso sea el correcto y las imágenes captadas puedan utilizarse, conservarse y tratarse adecuadamente en caso de ser necesarias. 

Con la ayuda y el soporte de Digital Mantenimiento, todo el trámite de instalación y mantenimiento de los sistemas de videovigilancia es mucho más sencillo para las comunidades de vecinos que trabajan con nosotros. 

Nuestros asesores analizan cuáles son las necesidades específicas de cada comunidad y realizan los presupuestos en base a ellas. Además, nuestros sistemas son escalables, pudiendo mejorar y adaptar los aparatos en base a las nuevas necesidades que puedan ir surgiendo con el tiempo y adaptándolos a las nuevas tecnologías.

¿Cómo funciona una comunidad de vecinos? Normativa, derechos y obligaciones

La buena convivencia, pacífica y responsable, es el objetivo de todos los propietarios de una comunidad de vecinos. Para evitar conflictos, es fundamental conocer cuáles son los derechos y obligaciones de los convivientes, qué normas hay que seguir, respetarlas y, por supuesto, cumplirlas.

Vivir en una comunidad de vecinos engloba no solo beneficios, sino también responsabilidades que están debidamente recogidas en la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre la propiedad horizontal y todas las modificaciones que se han llevado a cabo con posterioridad. 

En Digital Mantenimientos trabajamos día a día en distintas comunidades de vecinos, velamos por su seguridad y nos encargamos del mantenimiento de sus instalaciones como extintores, videoporteros, cámaras de vigilancia… 

A continuación, vamos a explicar cuáles son las principales normas de convivencia que todos los vecinos deben conocer

¿Qué es una comunidad de vecinos?

Una comunidad de vecinos está reconocida legalmente como una entidad jurídica. Y está compuesta por todos los vecinos que habitan en ella: los propietarios de los pisos, los locales que forman parte del edificio, los garajes, todas y cada una de las viviendas y sus zonas comunes.

¿Cómo se constituye una comunidad de vecinos?

Para poder constituir una comunidad de vecinos es necesario seguir los siguientes pasos:

 

1. Conocer el estado actual de la comunidad de vecinos

Es decir, es necesario saber cuál es el estado en el que está notificada en la división horizontal del edificio. Si la comunidad de propietarios ya está preconstituida estará registrada en el registro de la propiedad. Si esto es así, podrás solicitar una copia a este organismo para conocer cuál es el coeficiente de cada una de las viviendas y cuáles son los elementos comunes, con esto se podrán repartir los gastos.

2. Convocatoria de la junta de constitución

Una vez ya se cuenta con los datos anteriores, es el momento de convocar la primera reunión de vecinos para llevar a cabo la junta de constitución. En ella se sentarán las bases necesarias para que se empiece a funcionar como una comunidad de vecinos. 

En esta primera reunión hay que notificar que se trata de una Junta de Constitución de Comunidad, incluir en el orden del día la votación para aprobar la constitución y el resto de puntos a tratar: elegir junta, cuenta de la comunidad… Además, es necesario dejar constancia del nombre de la comunidad, indicando la calle, el número y la aprobación por parte de los vecinos. Por último, se escogerá un presidente, secretario y administrador. 

3. Acta de la junta de constitución

Como cualquier reunión celebrada en una entidad jurídica, se debe dejar constancia en un acta de todos los asuntos y acuerdos alcanzados

Debe aparecer el nombre de los vecinos que han acudido a la reunión y los que han votado a favor. 

4. Legalización del libro de actas

Una vez realizado todos los pasos anteriores, es el momento de legalizar el libro de actas acudiendo al registro de la propiedad. El libro debe estar firmado por el presidente y el secretario. Y una vez realizado este último paso, ya se considerará constituida la comunidad de vecinos.

Derechos y obligaciones de los vecinos de la comunidad

Como propietarios en una comunidad de vecinos, existen ciertos derechos y obligaciones que todos los vecinos tienen y deben respetar y cumplir. 

Derechos

  • Modificación de elementos arquitectónicos e instalaciones que no supongan un cambio en los elementos comunes. 
  • Uso y disfrute de todos los servicios comunes
  • Solicitar el cese de aquellas actividades que puedan ocasionar un perjuicio para algún miembro de la comunidad, siempre a través del presidente.
  • Asistir, votar o delegar el voto a quien se considere oportuno en las reuniones de vecinos
  • Ser elegido como miembro de la Junta de Propietarios
  • Convocar juntas extraordinarias siempre que se cuente con el apoyo de, mínimo, el 25% de los propietarios.
  • Proponer temas para incluir en el orden del día de las reuniones. 
  • En el supuesto de que se quieran llevar a cabo mejoras no obligatorias, los propietarios pueden negarse a contribuir siempre y cuando el importe de éstas exceda el 25% del presupuesto anual.

Obligaciones

Por supuesto, los vecinos de una comunidad de propietarios, además de derechos, también tienen obligaciones que deben cumplir.

  • Pagar las cuotas mensuales, trimestrales, semestrales o anuales acordadas
  • No llevar a cabo reformas que afecten a la integridad de la estructura del edificio
  • No llevar a cabo actividades peligrosas o ilícitas en el edificio ni en las zonas comunes
  • Respetar las zonas comunes y darles un buen uso
  • Mantener y la integridad del edificio y su estética
  • En caso de venta del inmueble, también se tiene la obligación de notificar el cambio de nombre al presidente o administrador de la comunidad.

¿Cuáles son las leyes que afectan a las comunidades de vecinos?

Existen diferentes leyes que afectan a las comunidades de propietarios, a continuación desarrollamos las más importantes. 

Ley de Propiedad Horizontal

En primer lugar, como hemos comentado anteriormente, está la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre la propiedad horizontal. Pese a que es una ley antigua, se han ido incorporando modificaciones a lo largo de los años para poder amoldarse a las exigencias y necesidades de cada época.

Ley de Arrendamientos Urbanos

Por otro lado, también está la Ley de Arrendamientos Urbanos, que son un conjunto de normas y leyes que regulan el mercado de alquiler del país

En ella se establecen ciertos puntos como, por ejemplo, la duración de los contratos de alquiler, el plazo de antelación obligatorio para notificar una rescisión de contrato, quién se hace cargo del pago de suministros, reparaciones…

¿Qué normativa rige cada comunidad?

Dentro de una comunidad existen dos normativas diferentes que tratan, más en concreto, las normas específicas: los Estatutos y el Reglamento de Régimen Interno;

Estatutos. ¿Qué son y quién los establece?

Por un lado están los estatutos, que aunque no es obligatorio tenerlos, si es aconsejable. Su redacción depende, únicamente, de la voluntad y los acuerdos alcanzados entre todos los miembros de la comunidad. En ellos se regula la utilización de las zonas comunes, sus instalaciones y servicios, el pago de las cuotas, los posibles cambios arquitectónicos del edificio, los seguros, conservación, reparaciones…

Los estatutos nunca pueden ir en contra de lo que marca la Ley de Propiedad Horizontal. 

Reglamento de Régimen interno. ¿Qué normas recogen?

Por otro lado también está el reglamento de régimen interno de la comunidad, y en él se desarrolla el artículo 6 de la Ley Horizontal. Se regulan, más en concreto, detalles de convivencia, utilización de los servicios comunes, respetar los acuerdos sobre la administración…

Su función principal es completar la normativa establecida en el Estatuto de la Comunidad y dejar constancia de otras normativas de convivencia basadas en las ordenanzas autonómicas y estatales.

Figuras dentro de la comunidad de vecinos

Según la propia Ley 49/1960 de Propiedad Horizontal, en una Comunidad de Propietarios deben existir las siguientes figuras:

Administrador de fincas

El Administrador de fincas debe estar aprobado por la comunidad y recogido en el acta pertinente. Este cargo lo puede asumir el propio Presidente, otro propietario designado a tal efecto o, si así se decide, un Administrador de fincas profesional.

El cargo requiere, básicamente, que se lleve a cabo todo lo relacionado con la contabilidad de la comunidad. Así como la custodia y gestión de toda la documentación, el control de los pagos y los impagos, la búsqueda de proveedores en caso de ser necesario o, por ejemplo, la petición de diferentes presupuestos si se necesitan reformas. 

Presidente de la comunidad

El Presidente es un cargo obligatorio que, por norma general, tiene una durabilidad anual. Pasado el plazo, la persona designada puede ser reelegida o bien sustituida por otro propietario.  Entre sus principales responsabilidades están las de garantizar que se lleven a cabo los acuerdos aprobados en la junta de propietarios, representar legalmente a la comunidad en caso de ser necesario ante un tribunal y mediar entre los vecinos en caso de conflicto. 

Siniestros e incidencias. ¿Cómo se procede?

En todas las comunidades de vecinos pueden ocasionarse siniestros o incidencias que requieran de atención. Y, por ello, es imprescindible saber qué es lo que hay que hacer y qué pasos dar ante dicha situación.

  1. Minimizar los daños: En el momento en el que se produzca algún incidente en la comunidad, el primer paso es minimizar los daños. Es decir, en el caso de una fuga de agua, por ejemplo, cortar el suministro para que el desperfecto no trascienda a mayores. O, en el caso de una rotura de cristales, intentar apartar los restos y señalarlo debidamente para evitar que ningún vecino sufra daños físicos. 
  1. Comunicación al Presidente y al Administrador de Fincas: Una vez se hayan tomado medidas para minimizar los daños, es momento de dar paso a la comunicación a los cargos que pueden tomar medidas. Estos son el Presidente o el Administrador de Fincas.  Se les debe comunicar qué es lo que ha pasado, cómo y en qué zona. Para que ellos puedan proceder al respecto.
  1. Comunicación del siniestro: El cargo que haya sido informado deberá dar parte del siniestro o incidencia al seguro de la comunidad en un plazo máximo de 7 días tras haberse sucedido el siniestro. Una vez dado este paso, la compañía aseguradora enviará a un técnico especializado para que pueda valorar los daños y determinar si queda cubierto por el seguro o, por el contrario, es responsabilidad de la comunidad hacerse cargo de la reparación.
  1. Seguimiento de la incidencia: Por último, el Presidente o el Administrador de Fincas debe hacer un seguimiento para saber cómo se está gestionando la resolución del siniestro. Mantener un contacto estrecho con la compañía aseguradora para saber cómo van a proceder y cuándo o, en el caso de que la cobertura no cubriera dicha incidencia, encargarse de buscar proveedores que presupuesten las tareas a llevar a cabo para solucionar el problema. 

Vivir en una comunidad de vecinos, como hemos explicado, tiene sus derechos y sus obligaciones y todos los miembros deben ser conscientes de unos y de otros y, sobre todo, respetarlos para poder mantener una convivencia tranquila para todos. 

Desde Digital Mantenimiento, como especialistas en mantenimiento de comunidades de vecinos, velamos día a día por la seguridad de los propietarios. Nos encargamos de la instalación de productos de seguridad, porteros y videoporteros, extintores y antenas colectivas. Además, garantizamos su perfecto funcionamiento con nuestros Planes de Mantenimientos. No dudes en consultarnos y solicita tu presupuesto. 

Digital Mantenimientos desde dentro. Charlamos con Andrea de Mier

No hay nada mejor para conocer una empresa que hacerlo a través de las personas que la hacen funcionar y crecer. Hoy tenemos el placer de charlar con Andrea de Mier, quién además de crecer junto a Digital Mantenimientos, a día de hoy forma parte del equipo.

Andrea lidera el departamento de I+D, con el foco puesto en mejorar la calidad y productividad de todos los procesos internos. Acompáñanos en esta entrevista para conocer mejor su historia junto a Digital Mantenimientos, su visión del sector y proyección sobre el futuro de la empresa.

¿Nos contarías un poco más sobre tu historia y trayectoria en Digital Mantenimientos?

 

Digital Mantenimientos tiene su origen en una pequeña tienda de electrodomésticos en Barcelona. Al principio su actividad se limitaba a la venta de productos como TV, microondas, radios… Con el tiempo, mi padre se dio cuenta que los televisores y la instalación de antena para los canales deportivos tenían éxito. Así fue como Digital Mantenimientos empezó su andadura como empresa de servicios. Yo no llegué a ver los inicios, pero lo que sí recuerdo son largas jornadas de trabajo.

Por unos años, pensé que ese no era mi camino. No conocía el sector y tampoco me sentía identificada. Después de acabar mis estudios en Comunicación y Diseño, me incorporé a modo de prueba. Para mi sorpresa, empecé a detectar posibilidades de mejora donde podría intervenir. La ambición de impulsar un proyecto propio me enganchó enseguida. 

Mi aportación a Digital Mantenimientos ha sido crear un departamento de I+D dedicado a la implantación de proyectos de mejora en cualquier ámbito de la organización. Estos protocolos son transversales en la empresa y afectan a diferentes equipos. Por eso, su efecto en la organización resulta tan potente y hoy en día es una de las claves de nuestra competitividad.

 

Si tuvieras que describir al equipo de Digital Mantenimientos con tres conceptos, ¿Cuáles serían?

Digital Mantenimientos se encuentra en pleno salto generacional. El equipo se está rejuveneciendo, a la vez que nos nutrimos de los 30 años de experiencia. A pesar de que el sector de las telecomunicaciones es un mercado maduro, la empresa afronta muchos retos y el equipo debe reinventarse. La clave está en mantener estos tres valores: compromiso, adaptabilidad y orientación al cliente.

Uno de nuestros puntos fuertes es la voluntad de mejora. No dejamos de replantearnos cómo hacemos las cosas, y tampoco tenemos miedo a cambiar. El cambio es la constante que nos permite ser un equipo adaptable a las necesidades del cliente y los contratiempos. Eso es posible, en gran parte, gracias al compromiso y la vocación que sentimos. Para saber si estas optimizaciones valen la pena nos hacemos siempre la misma pregunta. ¿Esto contribuye a mejorar la experiencia del cliente? 

El cambio es la constante que nos permite ser un equipo adaptable a las necesidades del cliente y los contratiempos

 

2021 ha sido un año complejo para muchas empresas de diferentes sectores. ¿Cómo habéis vivido estos últimos doce meses dentro de Digital Mantenimientos? 

Por suerte o por desgracia, las averías en comunidades de vecinos siguen ocurriendo a pesar de la pandemia. Algunas intervenciones como las de mantenimiento rutinario tuvieron que ser aplazadas para respetar el contacto 0. Sin embargo, adaptamos el protocolo de los técnicos para atender todas las incidencias y que las instalaciones siguieran funcionando con normalidad.

La pandemia también ha sido una oportunidad para poner a prueba un servicio que veníamos desarrollando. Contar con el CRI (control remoto de incidencias) nos permitió disminuir el tiempo de reacción en las averías y atender con más agilidad al cliente. Con esto no solo podemos detectar averías desde la central, sino también corregirlas. Ha sido el mejor reconocimiento de esfuerzo que podíamos tener.

 

¿Cuál consideras ha sido el mayor cambio del último año y con qué experiencia del 2021 te quedarías si tuvieras que elegir solo una?

El mayor cambio, sin duda, es la flexibilización del espacio de trabajo. Empezamos 2020 con la obligación de reorganizarse y trabajar desde casa. De nuevo, tuvimos la oportunidad de poner a prueba las herramientas de trabajo con las que contábamos. Y así lo hicimos. Implantamos un nuevo sistema de gestión (CRM) para presupuestos y revisiones de mantenimiento.

Los primeros meses fueron improvisados, pero el resultado ha sido un equipo mucho más conectado y un historial de cliente más detallado y personalizado. 

 

Nos gustaría hacer un repaso a las novedades en vuestros servicios. ¿Cuáles crees que han sido las mejoras más notables de éste año?

Hemos implantado un sistema de asesoría de cliente. Cada comunidad de vecinos tiene su asesor particular con quien gestiona todas las incidencias y consultas de la comunidad. De manera que solamente existe un intermediario entre la comunidad y Digital Mantenimientos. Además, estamos especializando mucho a nuestro equipo en la gestión con los administradores de fincas. Ellos siempre han sido una pieza fundamental en nuestro sector y sabemos que debemos caminar con ellos de la mano.

 

¿Cuál crees que será el producto o servicio estrella de 2022?  ¿Por qué?

Tenemos grandes expectativas en el IoT y el hogar inteligente. El Internet de las cosas se encuentra cada vez más presente y permite monitorizar sistemas como el ahorro energético, bloquear puertas ante desconocidos, programar sensores de luz… Si bien hoy en día estas aplicaciones tienen más cabida en viviendas particulares, creemos que con el tiempo se aplicarán cada vez más en las comunidades de vecinos y facilitará la vida de los inquilinos. 

Por esta razón, llevamos años acercando este concepto a nuestros clientes. El IoT no es cosa del futuro, sino que ya es un hecho en algunas de nuestras comunidades. Empezando por el CRI, para control remoto de incidencias evitando desplazamientos, pasando por Nearkey, un dispositivo que permite olvidarnos de las llaves y utilizar únicamente el smartphone…. Sin olvidarnos del lanzamiento del nuevo monitor de Bticino Classe 300EOS with Netatmo integrado con Alexa. Es sin duda la tendencia en las comunidades de vecinos. 

 

¿Qué esperas del 2022? Cuéntanos tanto a nivel personal como profesional, cuáles son tus expectativas del próximo año y qué te gustaría que ocurriera, etc. 

¡Es la pregunta del millón! Empezamos todos los años con ilusión por cerrar un capítulo y empezar otro. Cada departamento recopila las consecuciones del año vencido y plantea objetivos para la nueva temporada.

Al 2022, más allá de las novedades de servicio o producto, le pedimos acercarnos todavía más a nuestras comunidades y administradores. ¿Cómo lo vamos a hacer? Creemos que la asignación de los asesores de comunidades y el CRM hará posible una comunicación más ágil y fluida. Al fin y al cabo, la mejor imagen que podemos dar como empresa es el trato diario con nuestros clientes. Y esa es nuestra mayor satisfacción. 😊 ¡A por ello!

5 Problemas de una comunidad de vecinos que se solucionan con un Mantenimiento Anual

Las zonas comunes de nuestro bloque, residencia o complejo, siguen formando parte del hogar. Y es que, sin duda, éstas son la antesala de nuestra vivienda. Pero, a diferencia del interior de nuestro inmueble, el exterior no solo es cosa nuestra, sino de todos los vecinos. 

Por lo que hay que conseguir llegar a un acuerdo entre todos para lograr convivir en paz, con tranquilidad y ahorrando costes que beneficien a todos los miembros de la comunidad. Para lograrlo, sin lugar a dudas, es necesaria la instalación de cámaras de seguridad, que además de prevenir robos evitan, por lo menos, los 5 problemas más habituales que se suceden en una comunidad de vecinos. 

A continuación os explicamos cuáles son y qué hacer para prevenirlos y eliminarlos. ¡Adelante!

 

Robos

Las cámaras de vigilancia, por supuesto, disuaden a los ladrones de entrar en el interior de las viviendas. Puesto que, a través de ellas, pueden ser identificados por la policía. Pero, además, previenen también otro tipo de hurtos que ocasionan malestar entre los vecinos. Como, por ejemplo, el robo de correspondencia, de las papeleras, de elementos decorativos que puedan estar presentes, de los tablones de anuncios… 

Vandalismo

Otro de los grandes problemas que suelen sucederse en una comunidad de vecinos son los actos vandálicos. Y es que, sean los propios vecinos los que los lleven a cabo, o personas externas, ante la presencia de las cámaras de seguridad  se cohíben para realizar según qué actos que puedan dañar paredes, elementos o útiles comunes. 

Además, de este modo, se limitan y controlan las rencillas. Lo que facilita que la convivencia entre las personas sea mucho más cordial y amena. 

Accesos no deseados

En los últimos tiempos se está poniendo ‘muy de moda’ la okupación de las viviendas vacías. A veces no es necesario que éstas lleven años sin estar habitadas o sean propiedad de bancos, sino que incluso se están dando casos de okupación en viviendas en las que los propietarios no residen por uno o dos meses por las razones que sean.

Estas okupaciones ilegales están causando graves estragos que afectan al propietario y, por supuesto, a la comunidad. Puesto que suelen derivar en enfrentamientos vecinales, uso indebido de elementos comunes y, por lo tanto, malestar general e incluso sensación de inseguridad.

Pero la okupación no es el único problema con el que una comunidad de vecinos debe enfrentarse cuando nos referimos a accesos no deseados. Y es una comunidad que no cuente con un sistema de vigilancia de seguridad adecuada puede verse sometida al acceso de personas que quieran llevar a cabo en él actividades ilegales, maltratos, prostitución…

Accidentes y siniestros

En cualquier comunidad de vecinos pueden producirse accidentes o siniestros que afectan al conjunto. Pero, en muchas ocasiones, se desconoce cómo han ocurrido, por qué y a causa de quién. 

Con la grabación de las cámaras todo esto se puede comprobar, traspasando las responsabilidades a quiénes lo hayan podido provocar.

Mal uso de zonas comunitarias

Otro de los grandes problemas de una comunidad de vecinos es el mal uso de las zonas comunes. Actos que pueden derivar en una elevación de los costes de mantenimiento y, por tanto, de un incremento en la cuota de la comunidad. 

 

¿Cómo les ponemos solución? 

La mejor solución para prevenir los problemas más comunes que hemos explicado anteriormente es la instalación de cámaras de seguridad y otros componentes que os ofrecemos en Digital Mantenimientos. Que permitirán aumentar la seguridad, tranquilidad y convivencia de toda la comunidad gracias a las cámaras, el dispositivo Nearkey de control de acceso, el servicio de asistencia express, la rápida respuesta en la gestión de averías, el acompañamiento del asesor asignado durante las reuniones de vecinos y su asesoramiento para introducir mejoras… 

Mantenimiento preventivo, que tus sistemas de seguridad no te fallen cuando más los necesitas.

Los diferentes planes de mantenimiento que os ofrecemos en Digital Mantenimientos garantizan la seguridad de la comunidad a la vez que el correcto funcionamiento de los elementos instalados. 

Cada comunidad de vecinos podrá adaptar sus necesidades a los diferentes planes, para poder optar por aquel que realmente necesite. Recibiendo, para cada caso, un presupuesto individualizado y acotado a los requisitos.

 

Ofrecemos tres planes diferentes a todos nuestros clientes; el básico, el avanzado y el premium. Este último, sin duda, el más completo. Y que destaca por todas las prestaciones que una comunidad de vecinos puede necesitar a lo largo de un año para sentirse segura, tranquila, convivir en paz y, por supuesto, reducir los costes de sus instalaciones. 

 

Entre sus principales características cabe destacar:

  • Respuesta inmediata ante cualquier aviso de la comunidad, en el plan Premium. 

Para el plan avanzado la respuesta es de 24 horas y para el básico de un plazo máximo de entre 24/48 horas.

  • Desplazamiento del técnico sin cargo en los tres planes
  • Asesoramiento de los servicios y mejoras posibles 
  • Ampliaciones disponibles
  • Garantía de todos los elementos
  • Coordinación de actuación en caso de ser necesario
  • Para el plan avanzado y premium, se incluye la revisión anual de mantenimiento en el precio
  • En ambos, queda incluida también la mano de obra de los técnicos
  • En el plan Premium, como plus de los dos anteriores, cabe destacar que están incluidos los materiales necesarios para llevar a cabo las reparaciones, así como el servicio de asistencia en fin de semana.

En Digital Mantenimientos le ofrecemos a tu comunidad de vecinos la tranquilidad y seguridad que estáis buscando. Ponte en contacto con nosotros y déjate informar por nuestros asesores. 

 

Bticino Classe 300EOS

Bticino Classe 300EOS, la revolución de los videoporteros

La seguridad en el hogar es un elemento fundamental e imprescindible para cualquier persona. Todos queremos sentirnos a salvo cuando estamos en casa y, si no estamos en el interior, necesitamos saber que ante cualquier irrupción no autorizada podremos controlar qué es lo que sucede y seguir estando protegidos.

El nuevo Bticino Classe 300EOS es la mejor solución a la seguridad del hogar, pero además incorpora múltiples ventajas y beneficios que nos permiten disfrutar de funciones Smart Home y control remoto. 

Porque el futuro de las casas inteligentes, es ya nuestro presente. Y con este nuevo dispositivo, además, nuestra seguridad y tranquilidad aumenta exponencialmente. 

La revolución en videoporteros está a nuestro alcance con el Bticino Classe 300EOS. 

Es imprescindible para cualquier comunidad de vecinos que quiera evitar al máximo actos vandálicos y potenciar la comodidad de todos los propietarios. Pero, además, la solución perfecta para las viviendas que deseen dar un paso más en seguridad y comodidad. 

¡Adelante! Sigue leyendo y descúbrelo.

BTicino Classe 300EOS, el videoportero para hogares inteligentes.

El Classe 300EOS es mucho más que un videoportero normal. Porque, además, ofrece interconexión con otros sistemas de seguridad de la casa, como el Home + Security, pudiéndose gestionar desde la propia aplicación del móvil todo junto y aunando esfuerzos, aplicaciones y recursos.

Es la solución ideal para todas las casas inteligentes, puesto que permite agrupar todos los dispositivos inteligentes del hogar como luces, enchufes, persianas y, por supuesto, cámaras de vigilancia. E incluso permite responder a las llamadas del intercomunicador cuando se está fuera del hogar. Y, todo ello, pudiéndose controlar y gestionar a través de los comandos de voz integrados en la APP. 

Cómo videoportero en comunidades es una gran revolución, gracias a su practicidad y facilidad de uso. En pocos pasos se pueden definir las características del edificio y sus particularidades y escoger, entre todas las opciones, las funciones que cubran con todas las necesidades del complejo. 

Además, cabe destacar que se pueden programar el envío de notificaciones y recibir alertas de detección de movimiento y personas tanto en el exterior como en el interior.

 

Características del nuevo BTicino: más conectado que nunca. 

El nuevo Bticino Classe 300EOS ha llegado para revolucionar hogares y comunidades de vecinos. Ofrece seguridad, vigilancia, control remoto, videoportero con contestador automático, reconocimiento facial, función de bloqueo de puerta segura, gestión de notificaciones…

Es pequeño y con una estética delicada y moderna que se integra a la perfección con el estilo de cualquier espacio en el que se instale. Y ello es posible gracias a la pantalla LCD táctil vertical de 5” a color.  

Es discreto y capaz de mimetizarse en cualquier lugar, a la vez que resulta bonito y muy estético. Cabe destacar, también, que su facilidad de ejecución es muy sencilla, pareciéndose al uso de un Smartphone.

Entre sus características resalta, también, que ofrece conexión de video por manos libres a través del Wi-Fi y asistente de voz integrado con Alexa, de Amazon. 

Desde el que se podrán gestionar todas las opciones que el propio asistente de voz permite.

 

¿Cómo funciona? El videoportero más intuitivo del mercado.

La instalación del Bticino Classe 300EOS es fácil y rápida. Incorporando en el kit todos los elementos, pasos, indicaciones y dibujos necesarios para que el proceso sea sencillo y para nada tedioso. 

Está disponible en un cómodo y práctico kit que proporciona todos los elementos para su sencilla instalación y activación. Pudiéndose instalar en la pared a través de un soporte incluido en el pack y permitiendo llevar a cabo todas las actualizaciones del sistema que se vayan sucediendo.

Una vez se haya procedido a su instalación, se deberán configurar las especificaciones necesarias del lugar en el que va a ser instalado. Ya sea en una comunidad de vecinos, seleccionando todos los elementos y características de éste, o en el propio hogar, siguiendo los mismos pasos pero incluyendo todos los elementos inteligentes que estén integrados en la vivienda. 

El nuevo Bticino Classe 300EOS es, sin duda, la revolución de los videoporteros. En el que, como te hemos explicado en este post, se incorporan características y funcionalidades imprescindibles para tu comunidad de vecinos y tu propio hogar. ¡No te lo pienses más y hazte con él!

I+D

Digital y La Salle Campus Barcelona firman un acuerdo en I+D para el desarrollo de servicios de seguridad en comunidades de vecinos

Digital y La Salle Campus Barcelona, miembro fundador de la Universidad Ramon Llull, han firmado un acuerdo de colaboración de I+D para el desarrollo de nuevos productos y servicios, entre los que se incluye un posible proyecto en seguridad para comunidades de vecinos. Esta alianza representa un paso ambicioso para Digital y seguirá contribuyendo y fomentando el objetivo principal de la compañía, brindar un servicio de excelencia en el campo de las telecomunicaciones a las comunidades de vecinos. Un servicio que ofrezca seguridad, calidad, tranquilidad e innovación a todas las comunidades y a sus administradores.

La Salle Campus Barcelona, líder en innovación

La Salle-URL es una universidad pionera en el uso de la tecnología y la innovación (I+D), con un marcado carácter emprendedor y una apuesta decidida por la investigación aplicada para el beneficio de la sociedad. Actualmente cuenta con seis grupos de investigación multidisciplinares que desarrollan su actividad en más de una veintena de líneas de investigación.

I+D

Primer acuerdo de colaboración en I+D para comunidades

Esta alianza estratégica tiene como objetivo inicial estudiar la viabilidad del desarrollo del sistema de mantenimiento de las cámaras de videovigilancia de las comunidades. En concreto, el desarrollo y mejora del actual sistema de Control Remoto de Incidencias (CRI) en cámaras de videovigilancia.

El CRI

El CRI es un innovador y eficaz servicio de control de incidencias mediante avisos que permite controlar las cámaras de videovigilancia de forma totalmente remota detectando averías a tiempo real, siendo un eficiente sistema contra las manipulaciones y actos vandálicos. A corto plazo se dará respuesta a las necesidades y mejoras del actual CRI en cámaras de videovigilancia, con el objetivo de brindar uno de los productos más competitivos actualmente en el mercado y de la mano de grandes marcas como Tegui, Legrand, Televés o Bosch, entre otras. Además de implementar el CRI en otros productos, el acuerdo de colaboración servirá para que Digital y La Salle-Campus, trabajen de la mano en la implementación de otras necesidades, como podría ser la detección de fallos en las instalaciones eléctricas, domótica y control de consumos comunitarios, entre otros.

El Internet de las Cosas (IoT) en comunidades de vecinos, una realidad

Es un hecho que las nuevas tecnologías van a estar presentes en todos los aspectos de nuestras vidas. El llamado “Internet de las cosas” o IoT se abre camino para facilitarnos nuestro día a día y ha llegado también a las comunidades de vecinos. En Digital tenemos claro que no podemos obviar el factor digital por ello, queremos acercar el IoT a las comunidades de vecinos  para mejorar su bienestar, el ahorro energético, la seguridad y la comunicación de sus ocupantes.

 

Cámaras de videovigilancia antivandalismo: las cámaras sin incidencias

En Digital Mantenimientos seguimos con el afán de garantizar la máxima tranquilidad a las comunidades de vecinos. Con nuestro C.R.I (Control Remoto de Incidencias) podemos asegurar un servicio de seguimiento activo de las cámaras de videovigilancia los 365 días del año de forma ininterrumpida. 

Sistemas de videovigilancia desarrollados a medida 

En algo tan importante como la seguridad en comunidades de vecinos no todo vale, se deben conocer muy bien las necesidades de cada comunidad y garantizar un servicio eficaz que garantice el bienestar y tranquilidad de todos los vecinos. No todos los sistemas de videovigilancia son iguales así como, tampoco es lo mismo la instalación y mantenimiento de cámaras de seguridad en una comunidad de vecinos que en una empresa o comercio. En Digital Mantenimientos somos expertos en comunidades de vecinos y realizamos instalaciones adaptadas a las necesidades de cada comunidad. 

La presencia de cámaras tiene un alto poder disuasivo e intimidatorio

Instalar cámaras de videovigilancia en comunidades es una solución de seguridad que resulta eficaz desde el primer día. Además de funcionar como elementos disuasorios o de prevención, son de gran ayuda en la investigación de actos delictivos o vandálicos, mejoran el mantenimiento de las zonas comunes y favorecen a la reducción de los problemas de convivencia entre vecinos. 

El aumento año tras año de la delincuencia así como la creciente preocupación de las Comunidades de Vecinos por los actos vandálicos producidos en sus zonas comunes hace que los vecinos apuesten, cada vez más, por sistemas de cámaras de videovigilancia en las comunidades. La presencia de cámaras de seguridad en comunidades de vecinos, tiene un alto poder disuasivo e intimidatorio. No obstante, es bastante común encontrar comunidades de vecinos en las que la instalación de cámaras de videovigilancia ha dado problemas: han habido averías sin que nadie se diera cuenta, cuando se han necesitado las imágenes debido a un acto de vandalismo no estaban disponibles, etc.. Para garantizar la seguridad y el bienestar de todos los vecinos de la comunidad, es imprescindible tanto una instalación de calidad como la realización de mantenimientos de las cámaras de videovigilancia.

Mantenimiento Predictivo

Un buen Plan de Mantenimiento no solo consiste en acudir a reparaciones cuando la instalación falla, también se tiene que basar en la realización de labores preventivas para evitar incidencias o futuras averías y garantizar un perfecto estado de las instalaciones. Todos nuestros planes de mantenimiento cuentan con 1 revisión anual donde hacemos un diagnóstico de toda la instalación. Sin embargo, a veces ocurren averías que pasan desapercibidas y los equipos dejan de funcionar sin que nadie pueda darse cuenta. Por ello, hemos desarrollado un sistema de avisos que garantiza que las cámaras videovigilancia de tu comunidad de propietarios están activas y siguen grabando ininterrumpidamente.

El mejor aliado para tu comunidad

El CRI es un innovador y eficaz servicio de videovigilancia para las Comunidades de vecinos, basado en un sistema de seguridad remoto que complementa a las cámaras de seguridad. De forma totalmente remota, se controlan todos las cámaras de la comunidad de vecinos y se detectan averías en las cámaras de seguridad a tiempo real. No se necesita recibir una llamada alertando de un problema o avería en las cámaras, se detecta de forma remota, lo que permite valorar la importancia del incidente y acudir rápidamente para solucionarlo.

Mediante un Router conectado al sistema de grabación de tu comunidad se genera un sistema de avisos automáticos a la central de Digital Mantenimientos en caso de caídas del suministro, robos de cámaras y/o fallos eléctricos. Nos permite detectar el mínimo fallo de forma totalmente remota y estar conectados a tus cámaras de videovigilancia las 24 horas.

cámaras de videovigilancia

Un caso práctico que te ayudará a comprender la importancia del C.R.I

La comunidad de María y Juan ha sufrido un robo y la policía necesita las imágenes. El perjudicado solicita al administrador del edificio que la empresa encargada vaya a hacer la extracción de imágenes. Hasta aquí todo parece en orden. Sin embargo… cuando nos acercamos a las instalaciones nos encontramos que el grabador dejó de funcionar hace 2 meses y, por consiguiente, las imágenes no están. Como sabes, todos nuestros planes de mantenimientos cuentan con 1 revisión anual y en esta comunidad, hacía 5 meses que habíamos realizado la revisión. El informe de revisión diagnosticó que todo estaba funcionando correctamente, pero un fallo de suministro eléctrico posterior afectó a la instalación y dejó de estar activa. ¿De quién es culpa? De nadie, pero el resultado es que la instalación no ha registrado las imágenes.

 

La seguridad en comunidades incrementa con los vídeoporteros

La seguridad en comunidades de vecinos es esencial para la tranquilidad de sus habitantes. El videoportero es algo más que un sistema para saber quién llama a nuestra puerta. El videoportero es, sobre todo, un elemento de seguridad para evitar dar acceso a personas ajenas en los edificios comunitarios.

Las zonas de entrada y salida del edificio​; clave en la seguridad en comunidades

¿Cuántas veces hemos dado acceso a un desconocido alegando que era un comercial, cartero o simplemente un conocido de la comunidad? Nos sorprendería saber que la mayoría de los hurtos en comunidades se producen por confiar en estos casos. Recomendamos que nunca demos acceso sin conocer a la persona en concreto. Con la instalación de un videoportero podremos evitar que esto suceda. Para eso, el vídeoportero es clave en la seguridad en comunidades.

Versátil a las necesidades de cada comunidad y vecino​

La línea de Videoporteros Tegui es adaptable a las facilidades que precise cada comunidad de vecinos. La placa de Videoportero que se coloca en las entradas del edificio se puede completar escogiendo entre las distintas opciones que le ofrecemos en Digital Mantenimientos. Además, no es necesario que todos los vecinos se pongan de acuerdo, puesto que cada vecino puede elegir si quiere portero convencional o un monitor con pantalla en su casa.   

Serie 8 de Tegui

Complementario al CCTV​

 Además del control que aporta el Videoportero, instalamos cámaras de seguridad que graban 24h los movimientos en puertas, ascensores, garajes, escaleras, patios y jardines para garantizar que todos los puntos de acceso quedan cubiertos por el sistema de vigilancia.

Control de acceso con Smartphone​

La seguridad en comunidades de vecinos también tiene mucho que ver con saber quién está autorizado a entrar en todo momento. Los nuevos sistemas de control de acceso permiten abrir y cerrar puertas a través de Smartphone o con llaves electrónica. Su control remoto se presenta como la solución ideal para el problema de la pérdida de llaves en comunidades puesto que permite activar y desactivar de inmediado. También se puede limitar las horas de acceso a los servicios de mantenimiento y limpieza, evitando la entrada fuera de sus horarios. Su instalación es sencilla y el 95% de las entradas a las comunidades de propietarios son compatibles. 

Nearkey, control de acceso para comunidades de vecinos
El sistema Nearkey es un control de acceso para comunidades de vecinos que permite acceder a abrir y bloquar puertas comunitarias a través de smartphone.